Durante las últimas horas, más de 30 provincias españolas han recibido una alerta por lluvia y nieve. La misma DGT (Dirección General de Tráfico) está actualizando sus informes en tiempo real para ofrecer máxima información a los conductores que se encuentran en las zonas más afectadas como, por ejemplo, Asturias y León. Aquí, se esperan nevadas que podrían dejar acumulaciones alrededor de los 45 cm de espesor.

España bajo cero

Si vives en una de estas provincias, es recomendable evitar circular a partir de la media noche, por lo menos hasta el próximo viernes, 15 de noviembre, por las carreteras de las dos comunidades mencionadas antes. De hecho, la AEMET (Agencia Estatal de Meteorología) ha lanzado varios avisos por riesgo extremo y la situación podría mejorar solamente dentro de dos o tres días. En particular, la alerta roja interesa estas vías de comunicación: AP-66, A-67 y N-630. Se prevén nevadas copiosas en Cantabria, Burgos, Lugo, Ávila y Segovia (alerta naranja) con menores precipitaciones en Soria, Zaragoza y Guadalajara (alerta amarilla).

entre los consejos para conducir con nieve hay que limpiar el coche

Hay poco más que añadir: las corrientes atmosféricas han traído el frío y la nieve a España y hay que estar preparados. Sobre todo porque, aunque de momento los principales problemas se verificarán en las regiones del norte, también en muchas otras ciudades del centro sur es posible que la situación empeore, allí donde las nevadas son raras incluso en los períodos más fríos del año.

Con las carreteras cubiertas de nieve, es una buena práctica tomar algunas precauciones adicionales mientras se conduce. Aquí te dejamos algunos consejos para poder conducir tu coche o moto sin demasiados problemas.

10 consejos para conducir con nieve

1. Antes de salir

Es fundamental controlar el estado de tu vehículo periódicamente. No estamos hablando solo de reparaciones y revisiones complejas: es crucial que te asegures que las luces (delanteras y traseras) funcionen, así como las antiniebla, las escobillas limpiaparabrisas y recuerda tener siempre en el coche una luz de emergencia. Si tienes que afrontar un viaje largo, lleva contigo unas mantas, gorras y guantes, porque de esta manera podrás aguantar el calor en caso el tráfico se detenga por debajo de la nieve.

Al mismo tiempo, verifica que la batería de tu móvil esté completamente cargada y avisa familiares y amigos del recorrido que vas a realizar. Una buena idea es compartir tu ubicación en tiempo real, por ejemplo a través de aplicaciones como WhatsApp.

los neumaticos de invierno mejoran tu conduccion sobre nieve

2. Neumáticos de invierno

Si vives en una zona donde las precipitaciones, durante los meses fríos, son abundantes y hay peligro de nieve, evidentemente es buena idea montar unos neumáticos de invierno. Además de ser una obligación legal cuando las ordenanzas están vigentes, si ellas, corres el riesgo de perder el control del automóvil en cualquier momento. Es mejor dejar el automóvil en casa si no dispones de neumáticos de invierno y utilizar un medio de transporte alternativo o aplazar tu viaje. Cuando las condiciones los permitan, dirígete a tu taller y cambia las cuatro ruedas, eligiendo un modelo adecuado para poder circular con mayor seguridad sobre suelo mojado y nevado.

3. Elegir bien el recorrido

Evita los caminos aislados y con escaso tráfico, por dos razones. Ante todo, en estos lugares será mayor la acumulación de nieve sobre el terreno y es probable que los quitanieves no consigan batir todas las carreteras secundarias. En segundo lugar, en caso de accidente o avería, será más difícil pedir ayuda y podrías quedarte aislado durante horas. Mejor elegir trayectos con más tráfico, donde el pasaje de los coches es constantes.

elige un recorrido seguro cuando nieva

4. Qué llevar en el coche

Recuerda llevar siempre en el maletero y, en cualquier caso, a mano, además de la chaqueta retrorreflectante de emergencia, también una cuerda o un cable adecuado para remolcar el vehículo, guantes de trabajo en caso de que tenga que colocar las cadenas de nieve, cables de emergencia para la batería (que con el frío se descarga más rápidamente), una linterna, una pala pequeña y un raspador de hielo. Si está a punto de abordar una ruta fuera de las áreas urbanizadas, pon en el coche unas mantas, una botella de agua y algunos bocadillos. Todo estos objetos podrían revelarse fundamentales en caso de quedarte bloqueado en la nieve, permitiéndote sobrevivir varias horas mientras esperas que llegue la ayuda.

5. Las cadenas de nieve

Es cierto que los neumáticos de invierno de última generación son fiables y seguros por lo menos cuanto las cadenas de nieve. Sin embargo, hoy en día hay modelos y materiales que han mejorado el montaje y las prestaciones de este accesorio, que te aconsejamos llevar siempre en el maletero.

Puedes elegir entre cadenas de eslabones, cadenas textiles, híbridas (hechas en acero, tejido y plástico) o las cadenas araña (las más fácil de montar, tardarás menos de 30 segundos en fijarlas a una rueda). Recuerda que vale la pena montar las cadenas antes de salir en la carretera. Hay también unas cadenas de nieve en spray que, a pesar de no funcionar como neumáticos de invierno o cadenas tradicionales, pueden ayudarte a aumentar el agarre en situación de poca nieve.

las cadenas de nieve te ayudan a conducir sobre nieve

6. Limpiar el vehículo

Antes de arrancar el coche, recuerda quitar toda la nieve acumulada sobre el capó y el techo. De la misma manera, tendrás que raspar los cristales hasta que puedas contar con una visibilidad máxima. Si hay hielo sobre las ventanillas, además del raspador, una buena idea es aparcar el coche en un garaje o cubrirlo con una manta impermeable. Son todas precauciones que deberás introducir en tu rutina diaria, si vives en una localidad donde suele nevar todos los años.

rascar los cristales con hielo mejora la visibilidad

7. Estilo de conducción

Una vez que hayas controlado tu coche y preparado tu kit de emergencia para afrontar una carretera durante la nevada, es importante mantener un estilo de conducción adecuado a esta situación de potencial peligro. Tendrás que conducir de manera más suave: acelera con moderación, de manera constante pero gradual, para evitar el deslizamiento de las ruedas motrices. Avanza más lentamente de lo habitual, pero sin disminuir demasiado la velocidad si tienes que enfrentarte a una subida. Tienes que utilizar el freno del motor para reducir la velocidad en lugar de los frenos y baja el ritmo antes de entrar una curva, limita el ángulo de dirección tanto como sea posible y acelera muy suavemente a la salida.

8. Distancia de seguridad

Cuando conduces sobre nieve, la distancia de frenado puede llegar a ser hasta diez veces más alta que en condiciones de suelo seco. Deja más espacio entre tu vehículo y lo que tienes delante, manteniendo siempre las luces encendidas, también de día, y los antiniebla si hace falta. Es importante evitar distracciones: así que deja el móvil, apaga la radio, no fumes y agarra el volante con ambas manos.

SUV corre sobre asfalto con nieve

9. En caso de avería

Nunca es buena idea salir del coche, sobre todo cuando las condiciones externas son prohibitivas. De toda forma, si necesitas salir del automóvil, recuerda no caminar ni esperar en la carretera. Los otros vehículos podrían perder el control y atropellarte. Es mejor quedarse detrás de la barandilla de protección y mantenerte alejado de la carretera. Lo repetimos, es mejor mantenerte a salvo en el interior del vehículo, encender las luces de emergencias y llamar al 112 y esperar la llegada da la ayuda.

10. Mantente informado

Antes de desplazarte, aprovecha todos los medios de comunicación disponibles para recopilar informaciones sobre las condiciones de tráfico y carreteras. En los medios digitales, las webs y las redes sociales de la DGT. de tu ciudad, provincia y Comunidad. se publican actualizaciones sobre el estado de la zonas más afectadas por la nieve. Podrás verificar en tiempo real la situación y planificar rutas y recorridos alternativos. Si tienes alguna duda, llama directamente a las autoridades, el personal en servicio estará a tu disposición para indicarte como actuar. Y recuerda: si nieva mucho, coge el coche solamente si es absolutamente necesario.

cuando nieva quedate en el coche y pide ayuda