Cómo limpiar los asientos del coche, es una de las dudas más frecuentes de todos los conductores.

Algunos productos son muy agresivos, aromáticos o producen alguna reacción en la piel.

Otros afectan la superficie de la tela o el cuero y pueden dañar los asientos.

Encontrar el producto ideal es una dura faena que puede llevarle mucho tiempo y dinero a la mayoría de dueños de coches en España.

Sin embargo, el trabajo es mucho más sencillo de lo que parece. Te daremos una serie de tips para dejar tus asientos como nuevos.

Para la limpieza del coche, debemos hacer dos clasificaciones. La limpieza periódica y la limpieza producto de una mancha, derrame o sucio extraordinario. Hoy nos concentramos en la limpieza ordinaria de la tapicería.

Paso a paso para limpiar los asientos del coche: Limpieza periódica

La limpieza periódica, es aquella que hacemos cada cierto tiempo y que coincide, por lo general, con la limpieza exterior del coche.

Algunas personas, alternan 1 limpieza del interior por cada 2 del exterior. No hay ninguna regla escrita y cada conductor elige la que le sea más cómoda.

Limpiar la tapicería del coche de forma periódica, mantiene los asientos en mejores condiciones.  A su vez, hace el trabajo mucho más sencillo, pues la acumulación de suciedad es menor.

Los asientos tienden a acumular polvo, hollín de la carretera, grasas, suciedad de la ropa, restos de comida, pelos, cremas, maquillaje, etc, etc, etc.

Por lo tanto, limpiarlos al menos una vez al mes produce una menor acumulación de residuos y hace que la limpieza sea más sencilla.

Paso 1: Aspirado

Existen en el mercado una variedad de aspiradoras especiales para tapicería muy buenas. Algunas usan baterías y otras se conectan a la salida de 12V del coche.

Si no tienes una y hay cerca una toma de 220V, puedes usar cualquier aspiradora casera.

La idea es hacer un aspirado de todos los residuos sólidos que estén sobre el asiento: pelos, migas de pan, restos de chucherías de los peques, etc. Debes estar atento a este proceso, pues a veces succionamos en la aspiradora monedas, anillos, pendientes y otras cosas que pueden tener algún valor.

El proceso de aspirado debe ser de arriba a abajo en el caso del respaldo y de adentro hacia afuera en el caso del asiento.

No olvides los laterales y reposacabezas. Tampoco la zona inferior, esa zona del frontal, donde suelen recostarse las piernas.

Practica un aspirado fuerte y repasa varias veces. Si tu aspiradora tiene el cepillo de tapicería, mucho mejor.

Si no tienes aspiradora, no hay problema, puedes hacer la misma operación con un cepillo de cerdas intermedias o suaves (depende de lo delicado de tu tapicería), en seco y procurando entrar en cada rincón.

Paso 2: La humedad

Prepara dos paños. Uno estará húmedo y el otro totalmente seco. Es importante que el paño no esté empapado de agua, solo ligeramente húmedo.

Repasa la superficie del asiento con cuidado y esforzándote un poco más en las zonas de contacto con la piel. El reposacabezas, apoyabrazos y el asiento, deben ser tu prioridad.

Inmediatamente usa un paño seco para secar y deja las puertas y ventanillas abiertas para que el aire circule y seque los restos de humedad. No uses la calefacción o el aire acondicionado para esta labor, pues, incrementan el porcentaje de humedad ambiental dentro del habitáculo.

Table could not be displayed.

Paso 3: Productos

En el mercado actual, existen una gran variedad de productos destinados para la limpieza de tapicerías, asientos y zonas interiores de los coches.

Lo más importante a la hora de escoger un producto para la limpieza de los asientos, es que cumpla con los siguientes atributos:

  • Que sea destinado para tapicerías de coches: Las tapicerías de coches y de casa, pueden parecerse pero no son iguales. Las características de los tejidos, el uso y las condiciones a las que están sometidas son muy distintas. Por lo tanto, escoge solo productos de uso automotriz.
  • Neutro, sin olores penetrantes o fragancias muy fuertes: Todos los olores fuertes, quedan impregnados en el interior del coche, las fragancias pueden ser mucho más difíciles de eliminar en el interior de un coche.
  • Antialérgico: Lee bien la etiqueta, que la composición no tenga productos que causen reacción en contacto con la piel.
  • Sin químicos agresivos que puedan dañar la tapicería: Especialmente las tapicerías de piel natural, cuero sintético o telas muy delicadas.

La forma del producto es otra materia de discusión. Las aplicaciones en espuma son muy eficientes y fáciles de usar, así como los sprays o roll-on.

Usa aquellas opciones que no representen un esfuerzo excesivo y que se remuevan de la forma más sencilla. Un consejo es usar las opciones más secas para asientos de tela y más húmedas para asientos de piel.