Tras tanto tiempo parados, ha llegado el momento de poner los vehículos en marcha y en algunos casos será necesario hacer una puesta apunto y chequeo para asegurarnos que funcionan correctamente. La “nueva normalidad” que se nos presenta conlleva muchos cambios de hábitos y procedimientos para poder mantener y garantizar las medidas de higiene y los protocolos de seguridad frente al Covid-19. Ante situaciones tan cotidianas como comprar una pieza de recambio, llamar a la grúa o probar un coche nuevo con tu pareja se plantean muchas dudas de si es posible hacerlo o cómo se debe de gestionar correctamente. Imágenes tan cotidianas como la de un comercial enseñando un vehículo en muchos casos ya no van a ser posibles.

Cada empresa está tomando sus propias medidas de seguridad para garantizar el distanciamiento social y la desinfección para evitar contagios tanto en clientes como en empleados. La mayoría de talleres y concesionarios están preparados para desinfectar los mostradores después de cada cliente, así como otras zonas que puedan ser de uso común. Dependerá de la política del taller la desinfección total del vehículo tanto a la entrada como a la salida, ya que al suponer un coste extra algunas empresas lo repercuten en el precio del servicio.

Si lo que deseas es probar un coche, el propio concesionario previamente te indicará las medidas a seguir para garantizar un servicio sin riesgo. Siempre prestando especial atención a la desinfección de los puntos de contacto del vehículo y te recomendarán conducir con las ventanillas bajadas y el uso obligatorio de mascarilla. Sí está permitido ir acompañado por otra persona siempre y cuando que ocupe el asiento trasero del vehículo. Además, en algunos concesionarios te ofrecen la posibilidad de llevar el coche a tu domicilio para que no entres en contacto con la propia instalación. 

En el caso de que hayas tenido una avería en carretera, la grúa podrá darte asistencia, pero quizá te indique otra solución para tu traslado, como puede ser un coche de sustitución o un taxi, según la política de tu compañía aseguradora.

Estas son algunas de las medidas que te recomendamos seguir para ir con total seguridad.

  • En la mayoría de concesionarios y talleres es imprescindible pedir cita previa y acudir como máximo con un solo acompañante, siempre y cuando no se tenga ningún síntoma de coronavirus. 
  • Para agilizar los procesos se recomienda no dejar en el vehículo ningún objeto personal y acudir con el vehículo vacío de pertenencias.
  • De forma obligatoria se deberá llevar mascarilla y en el caso de que la empresa lo indique también guantes o gel de desinfección, que suelen estar proporcionados por el mismo taller o concesionario. 
  • Es posible que en algunos lugares te encuentres con una toma de temperatura al entrar, si no tienes fiebre podrás realizar tu visita sin problema.
  • Recuerda mantener la distancia de seguridad de 2 metros con todos los empleados del local.
  • Cuando recojas el vehículo al ser posible te recomendamos el pago con tarjeta, para evitar el uso de billetes y monedas que puedan ser un foco de infección.