La velocidad en carretera y sus limitaciones es uno de los aspectos que más preocupan a los conductores españoles. Hoy, te contamos todo sobre la velocidad mínima en autovía y la velocidad máxima y las posibles sanciones que no cumplirla puede conllevar.

Velocidad mínima y máxima en autovía

Si hablamos de forma genérica de la velocidad mínima en autovía, esta es actualmente de 60 km/h. Por debajo de esta velocidad, nuestro vehículo podría ocasionar un problema de seguridad vial.

Por otro lado, la velocidad máxima, según la legislación actual sobre velocidad, es por norma general de 120 km/h, si bien debemos tener en cuenta que dependerá del tipo de vehículo que usemos.

Limitaciones por vehículos

Como hemos dicho, existe una norma general de velocidad. Pero esta norma dependerá del tipo de vehículo que conduzcamos, ya que aunque la velocidad mínima es común a todos los vehículos, la velocidad máxima varía.

  • Turismos y motocicletas: siguen la norma general, esto es, 120 km/h de velocidad máxima y 60km/h de velocidad mínima en autovías y autopistas.
  • Autobuses, derivados de turismo y vehículos mixtos: la velocidad máxima de estos vehículos en autovía y autopista se ve reducida a 100 km/h.
  • Camiones, vehículos articulados y furgones: deben conducir por autovía a un máximo de 90 km/h.
  • Automóviles con remolque mayor de 750 kg: en este caso, la velocidad se ve reducida bastante. Como máximo pueden conducir a 80 km/h en autovías y autopistas de la red española de carreteras.
  • Ciclos, ciclomotores y vehículos agrícolas: estos vehículos no pueden circular por autovía y autopista, por lo que no tienen normativa de velocidad. Sólo en el caso de que no hubiera otro modo de desplazarse, podrán utilizar las autovías y siempre circulando por el arcén con la mayor precaución posible.

Car at high speed gives way to ambulance road

Cambios de velocidad en otras carreteras

Adicionalmente a la velocidad en autovías, la nueva ley de enero de 2019 introduce un cambio fundamental en la legislación al respecto. En concreto, se produce una reducción de la velocidad en las carreteras convencionales.

Más específicamente, la velocidad según el tipo de vehículo será la siguiente:

  • Turismos, motocicletas, autobuses, derivadas de turismo y vehículos mixtos: pasan de los 100km/h a los 90 km/h como velocidad máxima.
  • Camiones, vehículos articulados, furgones y automóviles con remolque mayor de 750 kg: velocidad máxima de 80 km/h.

Carnet por puntos y multas

Conocer las velocidades antes mencionadas es fundamental para evitar las multas y las temidas pérdidas de puntos. La legislación habla de varios tipos de sanción por exceso de velocidad:

  • Sobrepasar en hasta 30 km/h la velocidad en autopistas, autovías y carreteras convencionales conlleva una sanción grave sin pérdida de puntos y multa de 100 euros.
  • Sobrepasar de 30 a 50 km/h la velocidad en autopistas, autovías y carreteras convencionales conlleva una sanción grave con pérdida de 2 puntos y multa de 300 euros.
  • Sobrepasar de 50 a 60 km/h la velocidad en autopistas, autovías y carreteras convencionales conlleva una sanción grave con pérdida de 4 puntos y multa de 400 euros.
  • Sobrepasar de 60 a 70 km/h la velocidad en autopistas, autovías y carreteras convencionales conlleva una sanción grave con pérdida de 6 puntos y multa de 500 euros.
  • Sobrepasar en más de 70 km/h la velocidad en autopistas, autovías y carreteras convencionales conlleva una sanción muy grave (delito contra la seguridad vial) con pérdida de 6 puntos, multa de 600 euros y posibilidad de cárcel.

Con esta información esperamos que ahora conozcas mejor la legislación al respecto de la velocidad mínima en autovía y la velocidad máxima según el tipo de vehículo. Podrás evitar gracias a esto un susto en la carretera, tanto desde la perspectiva de tu seguridad como de la perspectiva económica.