Nada es imposible, o al menos así lo han demostrado en la planta de producción de BMW Group Plant Leipzig quienes han diseñado 18 BMW i8 exclusivos y personalizados al gusto de sus propietarios. Azul Le Mans, British Racing Green, Austin Yellow… Cada coche es diferente y no hay otro igual, ya que se han diseñado en la planta con la colaboración de los clientes. Su altísimo nivel de personalización han requerido de una gran experiencia en los procesos y en la producción, un auténtico desafío logístico.

El modelo BMW i8 es muy complejo por su mezcla única de aluminio y plástico reforzado con fibra de carbono, su tecnología de accionamiento y al concepto de vehículo que supone en sí mismo. Se podría decir que es una hazaña de la construcción automotriz moderna. Y si esto no fuera poco, la producción de estos 18 peculiares vehículos supusieron desafíos peculiares. Cada uno de ellos se pintó en un color distinto que nunca se había aplicado en las carrocerías del i8, esto hizo que la logística fuera más complicada porque tuvieron que pintar cada pieza exterior de forma exclusiva. Fue pintado y fabricado virtualmente a mano por una gama de proveedores y en BMW Group Plant Landshut, llevaron todos los componentes a la línea de producción con la máxima calidad.

Y no sólo se ha necesitado de la máxima precisión y cuidado para las piezas exteriores, si no también para otros componentes personalizados del vehículo en su interior, como las cubiertas Alcantara para volantes, asientos y otros aditamentos.

02

El Director de la Planta Hans-Peter Kemser afirmó: “Una vez más, hemos demostrado nuestra capacidad para cumplir con los estándares altamente exigentes y las especificaciones personales de nuestros clientes con soluciones únicas y habilidades sin igual”.

Algunos de los miembros del BMW i8 Club International, junto con otros clientes, estuvieron presentes a la salida de estos vehículos de ensueño de la fábrica cuando se entregaron a la logística de vehículos. En palabras del Presidente del BMW i8 Club, Claus-Dieter Bachmann, el día supuso un “punto culminante para los miembros de nuestro club”. Unos vehículos totalmente excepcionales para unos clientes exclusivos.