Ya están haciendo discutir las últimas declaraciones concedidas del nuevo campeón del mundo. Montado en su inmejorable Honda Repsol, Marc Márquez fue el protagonista junto con su hermano Alex de la fiesta reservada para ellos en su ciudad natal, Cervera, Cataluña. Los dos campeones mundiales (Marc en MotoGP y Alex en Moto2, ed) ya habían celebrado juntos sus victorias en 2014, cuando Marc ganó el título de la clase top, mientras que Alex celebró el primer título mundial, el de Moto2.

Márquez conquistó en esta temporada 17 podios incluyendo 11 victorias en dieciocho carreras. Entrevistado por la prestigiosa revista deportiva As.com, estas fueron sus palabras. «Siempre se puede mejorar, pero el objetivo de este año era subir siempre al podio y lo hemos logrado. Hemos sido fuertes incluso en circuitos donde en pasado habíamos tenido problemas. Este, quizás sea el mejor año de mi carrera y repetirme cada año siempre es más difícil«.

una curva del italiano Valentino Rossi

El piloto nacido en 1993 con ya siete mundiales ganados, tuvo palabras también para su eterno rival, el italiano Valentino Rossi que cuenta con 9 títulos (los mismos que Mike Hailwood y Carlo Ubbiali, 4 menos de Ángel Nieto y 6 menos del inalcanzable Giacomo Agostini): «Soy el primero en admirar y respetar lo que Valentino ha hecho y está haciendo. Ha marcado una era y continúa compitiendo a un nivel excepcional. Estoy alcanzando mis objetivos, pero detrás hay una nueva generación muy fuerte con pilotos como Fabio Quartararo, que a los 20 años, ya está apuntando alto o Maverick Viñales, que ya sabe lo que significa ser campeón mundial. Será cada vez más difícil ganar el título».

Marc Márquez ha hablado también sobre la importante renovación con Honda: «Es cierto que estoy en el mejor momento de mi carrera y estoy en una buena situación para negociar, pero hay cosas más importantes que el dinero. Quiero continuar con Honda durante muchos años porque esta es mi familia».

Alex Márquez gana el mundial de la Moto Gp2

Interesantes también las palabras sobre el ‘hermanito’ Alex: «Cuando uno de los tuyos gana, te diviertes más que si hubieras ganado tú mismo. Alex sabe cómo ganar carreras y, sobre todo, es muy profesional y su triunfo fue también el de Emilio Alzamora, de nuestro padre y del gran equipo que nunca dejó de creer en él. Poder celebrar juntos nuestro títulos es una emoción muy grande».