Poner cadenas de nieve puede resultar engorroso para aquellas personas que no estén acostumbradas a conducir con nieve en la carretera. Por ello hoy te traemos una breve explicación de la técnica así como de los diferentes tipos de cadenas de nieve que puedes encontrar en el mercado.

Te presentamos toda la batería de cadenas de nieve existentes

Existe un amplio surtido de cadenas en el mercado, como textiles, mecánicas, de spray o de red. En este post analizamos el funcionamiento de cada una de ellas y examinamos cómo han de ponerse, además de echar un vistazo a la legislación.

Antes de nada, creemos necesario explicarte que no hay ninguna regulación que obligue a llevar cadenas de nieve en el maletero ni en ninguna parte del vehículo. Sin embargo, si conduces durante una nevada y la autoridad pertinente entiende que se necesitan cadenas tendrás que dejar tu vehículo aparcado en el arcén y no podrás circular.

Por lo tanto, es siempre recomendable llevar unas cadenas de nieve en el maletero, ya que prevenir es mejor que curar.

Poner cadenas de nieve

Cadenas metálicas

Poner cadenas de nieve metálicas es complejo. Este tipo de cadenas es el más resistente gracias a su peso, pero eso también significa que puede dañar las ruedas. Utiliza este tipo de cadenas únicamente cuando haya mucho espesor de nieve.

Para montarlas debes atarlas alrededor de los neumáticos. Otra ventaja de estas cadenas es su precio, son muy económicas.

Cadenas textiles

Este tipo de cadenas, conocido comúnmente como cadenas de saco, es una opción más sencilla para aquellas personas que no sean muy finas con las actividades manuales. Están fabricadas con un material textil y no dañan al neumático, pero son menos resistentes que las metálicas.

Ponerlas es muy fácil: solo tienes que enrollar o meter la rueda en esa especie de saco. Como consejo, ¡no sobrepases la velocidad porque pueden desgastarse!

Cadenas de red

Recomendadas para vehículos de alta gama. Son rápidas de poner -quizá las más rápidas- aunque son muy caras. Necesitarás gastarte cerca de 500 o 600 euros para conseguirlas. Para montarlas solo tendrás que ponerlas sobre tus neumáticos.

Una vez que te hemos explicado qué tipos de cadenas de nieve existen vamos a resolver algunas preguntas frecuentes que se hacen muchos conductores.

Poner cadenas de nieve

¿Cómo debo circular?

Una vez instaladas las cadenas debes circular despacio, en segunda marcha preferiblemente si tu coche es manual, y nunca superando los 50 km/h. A esa velocidad hay riesgos de que el coche pierda estabilidad o de que el neumático sufra y se desgaste. En cuanto la carretera quede despejada o venga un vehículo de emergencias (quitanieves o camiones de sal) retira las cadenas, ya que podrían afectar negativamente a tus ruedas y llantas.

Leyes y tipos de cadenas

La legislación no obliga según el vehículo a elegir un tipo de cadenas determinado, lo que significa que podrás seleccionar el que mejor se adapte a tu presupuesto. Sin embargo, sí que está regulado en qué ruedas del vehículo han de ponerse las cadenas. Según el Reglamento de Circulación (artículo 93) deben colocarse sobre las ruedas motrices a cada lado del vehículo.

Es decir, que si el vehículo es de tracción delantera las ruedas deberán ser instaladas en las ruedas delanteras y viceversa. ¡Ojo! Si tienes un 4×4 o vehículo de doble tracción debes ponerlas en todas las ruedas.

Finalmente, para prevenir peligros personales has de utilizar los triángulos para indicar que vas a poner las cadenas. Además deberías abrigarte (guantes, gorro…) para prevenir congelación, enfriamiento u otro tipo de percance. Y, obviamente, si puedes evita conducir cuando las condiciones de la carretera sean extremas.

Poner cadenas de nieve