Aunque el concepto de reserva de dominio de un coche es bastante desconocido para la mayoría de las personas, suele estar muy presente en aquellas operaciones de compraventa a plazos (financiación de un coche o la compra de un coche de segunda mano).

Por ello, para aquellos usuarios que hayan realizado cualquier tipo de compraventa en el pasado o vayan a efectuarla próximamente deben saber que es bastante posible que esta cláusula se encuentre insertada en el contrato, y es preciso conocer bien en qué consiste este concepto.

Qué es la reserva de dominio de un coche y en qué me afecta

La reserva de dominio es un tipo de cláusula contractual que se inserta en los contratos de compraventas a plazos, establecida entre la entidad financiera y el sujeto, y que al ser firmadas por las dos partes se establece el compromiso de vigencia de dicha cláusula hasta que se completen totalmente los pagos relativos a la financiación.

El usuario solo tiene el derecho de uso y disfrute del vehículo hasta que liquide las cantidades pactadas, ya que hasta que llegue ese momento la propiedad del vehículo corresponde a la entidad financiera.

Una de las principales implicaciones de la cláusula de reserva de dominio es que mientras esté vigente no se puede llevar a cabo el cambio de titularidad del vehículo, salvo que se termine de pagar la totalidad del importe a la entidad financiera.

Cómo cancelar la reserva de dominio

Para quitar la reserva de dominio de un coche no es suficiente con finalizar el pago total de la deuda contraída, sino que el usuario deberá llevar a cabo las siguientes gestiones:

  • Solicitar la correspondiente nota simple en el Registro de Bienes Muebles de la localidad de matriculación del vehículo.
  • Solicitar a la entidad bancaria una acreditación de que el coche está completamente pagado, adjuntando para ello la correspondiente nota simple y los datos personales.
  • Solicitar el levantamiento de la reserva de dominio en el Registro de Bienes Muebles presentando el correspondiente impreso de cancelación, la carta y pagando las tasas oportunas.
  • Esperar aproximadamente 15 días hasta que se actualicen todas las cargas de propiedad.
  • Certificar en la Delegación de Tráfico el hecho de que el vehículo se encuentra a nombre de la persona en cuestión.

¿Puedo vender un coche con reserva de dominio?

No es posible vender un coche con reserva de dominio hasta que se haya liquidado completamente el pago del vehículo y este se encuentre totalmente libre de cargas.

Asimismo, otro aspecto importante a destacar es la caducidad de la reserva de dominio. Esta cláusula no caduca, ya ninguna de las dos partes implicadas tiene la obligatoriedad de eliminarla, a no ser que la propia entidad financiera disponga en el propio contrato de financiación la obligatoriedad de cancelar dicha cláusula al año siguiente de haber finalizado completamente el pago.

En definitiva, la cláusula de reserva de dominio adquiere un papel relevante en aquellas compraventas a plazos. Por ello, es de gran importancia que la persona que vaya a adquirir un vehículo conozca en profundidad en qué consiste dicho término jurídico así como las implicaciones legales que le puede acarrear en el caso de que esté inserto en el clausulado del contrato.