Es posible que muchos usuarios hayan oído hablar sobre los coches de kilómetro 0, pero no conozcan realmente qué es un coche km 0 y las ventajas que puede ofrecerles. La variedad de posibilidades a la hora de comprar un coche es en la actualidad es muy amplia, de ahí la necesidad de que la persona que quiera adquirir un coche sepa cuáles son las opciones que puede encontrarse en el mercado automovilístico.

Qué es un coche Km 0

Es posible que muchas personas sientan la curiosidad por saber qué es un coche de km 0. Pues bien, este tipo de coches son calificados como vehículos de ocasión que ya se encuentran matriculados cuando un cliente decide comprarlos, pero que no han sido utilizados por ningún usuario previamente.

¿Qué significa km 0? La razón de ser de un coche de kilómetro 0 radica en que este vehículo tiene, al momento de la adquisición, cuentan en su odómetro con cifras que pueden oscilar entre los 50 y 2000 kilómetros (pueden existir casos en que dicha cifra aún sea mayor).

Diferencia con los coches nuevos y de segunda mano

Los coches de kilómetro cero presentan una serie de diferencias respecto los coches nuevos y los coches de segunda mano. Algunas de las principales diferencias entre ambos serían las siguientes:

Coches nuevos

El vehículo es matriculado por primera vez y el cliente tiene la posibilidad de elegir entre distintos modelos, especificaciones y equipamientos ofertados por la marca en cuestión. La garantía de estos coches oscila entre los 4 y 7 años.

Coches de kilómetro 0

Estos coches ya se encuentran matriculados al momento de producirse la compra. Cuentan con pocos kilómetros en su odómetro y el cliente no tiene la posibilidad de personalizarlo a su gusto. La garantía comienza en el momento en que se produce la matriculación del vehículo.

Coches de segunda mano

Estos vehículos han pertenecido normalmente a más de un usuario. El precio de venta suele ser inferior al de los anteriores, ya que por regla general son coches más viejos y con signos de desgastes evidentes, aunque esto no es una regla exacta.

Qué alternativa es mejor

Como se ha destacado anteriormente, cada tipo de coche cuenta con una serie de ventajas e inconvenientes que deben ser valorados por la persona que va a realizar la adquisición. Decantarse por una u otra opción suele venir marcada, por regla general, por el dinero que esté dispuesto a pagar el usuario por el automóvil.

En aquellos casos en los que el cliente desee un coche que le ofrezca una vida útil mayor, la opción de un coche nuevo o de kilómetro 0 suele ser la más recomendada. Ahora bien, si es una persona a la que da igual entre un modelo u otro, así como la elección de determinadas especificaciones del mismo, y que no cuente con una cantidad de dinero elevada, la opción por un coche de segunda mano puede ser la más ventajosa.

En definitiva, decantarse por un coche nuevo, de kilómetro 0 o de segunda mano debe ser una decisión meditada en profundidad y detenimiento, y en la que el propio cliente elija aquella opción que mejor se adapte a su economía y necesidades personales.