Posiblemente muchas personas desconozcan en la actualidad qué es el renting de coches y cuáles serían los aspectos más relevantes que ofrece esta modalidad contractual de alquiler de coches. En los últimos años, el renting de coches ha experimentado un fuerte crecimiento, siendo esta opción la preferida por muchos usuarios cuando deciden adquirir un vehículo.

Qué es el renting de vehículos

Para ofrecer la mejor respuesta a la cuestión sobre qué es el renting de coches, hay que comenzar diciendo que es contrato de alquiler de vehículos configurado para un largo plazo temporal. Es decir, el contrato de renting ofrece al usuario la posibilidad de disponer de un vehículo en alquiler, perteneciendo este a una empresa arrendataria, y el usuario se compromete a pagar una cantidad económica mensual durante toda la vigencia del mismo.

Antes de decantarse por esta opción, es recomendable que la persona arrendataria valore todos los términos de la operación para saber si dicha operación le puede ser rentable o no.

Cómo funciona

La definición de renting de coches conlleva la formalización de un contrato de alquiler que oscila entre los 12 y 60 meses, y, una vez que termina el periodo de vigencia, el arrendatario tiene dos posibilidades: devolver el vehículo a la empresa arrendadora, o bien pagar la cuota final del precio establecido y el coche pasaría a ser de su propiedad.

Las estipulaciones contenidas en el contrato de renting quedan establecidas según la disposición de ambas partes, pero siempre respetando el Código Civil y el Código de Comercio para todo aquello que no quede recogido en el propio documento contractual.

Asimismo, es muy común que tanto particulares como empresas puedan acogerse a esta modalidad contractual, aunque si bien es cierto que las ventajas que presenta este alquiler de coches suele ser más beneficioso para las empresas que para los particulares, ya que estas tienen la posibilidad de desgravarse el IVA.

Ventajas e inconvenientes frente a la compra o alquiler de coches

Las principales ventajas que ofrece el renting de coches frente a la compra de un vehículo nuevo son muy interesantes, destacando las siguientes:

  • No hay que realizar un desembolso económico a la hora de adquirir el coche, ya que se prorrateará todos los gastos en las cuotas mensuales durante la vigencia del propio contrato.
  • El desembolso de las cuotas mensuales cubre una serie de servicios adicionales que, en el caso de realizar una compra de vehículo nuevo, no quedarían cubiertos. Entre ellos estarían, por ejemplo, el cambio de neumático, revisiones periódicas, vehículo de sustitución, asistencia en carretera y, en algunos casos, seguro a todo riesgo.
  • Las empresas tendrían la posibilidad de desgravarse una parte de los gastos correspondientes al IVA.

Por el contrario, la modalidad de renting también ofrece algunos inconvenientes a tener en cuenta:

  • Limitación de kilómetros anuales.
  • Penalizaciones si el contrato queda rescindido de forma prematura.
  • Solo se puede acudir a talleres oficiales para los servicios de reparación y mantenimiento del vehículo.

En definitiva, la modalidad de renting de vehículos está adquiriendo mucha notoriedad en los últimos años por las ventajas y comodidades que ofrece a los particulares y empresas. Por ello, es recomendable revisar con detenimiento todas las cláusulas del contrato para conocer con certeza qué derechos y obligaciones se adquieren durante la vigencia del mismo.

Cuanto cuesta un renting

Actualmente existen varias empresas que ofrecen el servicio de renting, así como muchos bancos y cajas que se han sumado a este formato para ofrecer el servicio a sus clientes. Dependiendo si es un renting convencional (más barato) o un renting flexible (más caro), los precios comienzan en los 250€ aproximadamente en adelante. Este precio variará en función del modelo de coche elegido, la duración del contrato así como los extras seleccionados.