El combustible glp se ha ido popularizando en los últimos años. Son cada vez más personas las que se decantan por este combustible a la hora de elegir un coche. Lo cierto es que no se ha hablado tanto de él como de otros, como pueden ser la gasolina, el diésel o los mismos coches híbridos.

¿Qué es el combustible glp?

Pero ¿qué es el combustible glp? Como sus propias siglas indican, el gas licuado del petróleo es un combustible que, también como su nombre indica, es un derivado del petróleo. Sus componentes son dos, por un lado el butano y por otro el propano. Ambos se mezclan y se comprimen, de manera que pasa a ser una mezcla que se transforma desde el estado gaseoso hasta el líquido.

El combustible glp tiene diversos usos, no solo es utilizado en los coches, sino que también es ideal para generar energía eléctrica, que tiene usos en nuestras cocinas o que sirve para calentar el agua.

En España fue a partir de 2003 cuando se empezó a hablar con más intensidad del combustible glp de cara a utilizarlo en los vehículos, aunque hasta ahora lo cierto es que para muchos compradores no es ni una opción, y no porque no sea una alternativa interesante, sino por la falta de información.

GLP

Los beneficios del combustible glp

Refiriéndonos al uso del glp en los coches, vamos a empezar a desarrollar cuáles son los beneficios de utilizarlo. El principal beneficio es el coste, y es que de media en 2018 el utilizar este tipo de combustible suponía un ahorro del 40 %. Su coste es prácticamente la mitad que el de un litro de gasolina, de ahí ese elevado porcentaje de ahorro que logran los conductores de este tipo de vehículos.

Otro de los puntos positivos de este tipo de combustible es el referente a sus emisiones. Y es que un coche que reposte con glp contamina mucho menos. Se calcula que emite en torno a un 15 % menos de CO2 y entre un 75 % y 90 % menos de óxidos de nitrógeno. Hoy en día, la cuestión medioambiental es muy importante para muchas personas, por lo que este punto a favor del glp puede hacer decantarse a muchas de ellas por esta alternativa.

Inconvenientes de usar el combustible glp

En cuanto a las desventajas de usar el combustible glp, hay una que es la principal y que suele ser la que hace que muchas personas decidan no utilizarlo. Para utilizar este combustible no vale con tener un coche cualquiera, hay que realizar una instalación de un kit que permita a tu coche de gasolina usar el glp.

El precio de la instalación ronda los 2000-2500 euros, y no está disponible para instalarse en un coche diésel, ya que los diésel utilizan motores por compresión y los de gasolina, que sí son aptos, funcionan mediante la ignición del combustible.

Ojo, hay un punto muy importante y que muchos pasan por alto. La instalación de este kit sale rentable cuando se hace un mínimo de kilómetros anuales, entre 13 000 y 15 000 kilómetros. Si no es tu caso, es muy probable que no te interese llevar a cabo la transformación del motor.

Conclusión

En definitiva, utilizar el combustible glp es una interesante opción si realizas muchos kilómetros al año y tienes un coche de gasolina. Puede que la inversión inicial, de unos 2000 euros, sea elevada, pero a la larga sale rentable y acabarás ahorrando costes, además de contaminar menos. Si tu caso es el de alguien que apenas utiliza el vehículo fuera de ciudad, o alguien que no usa gasolina, es mejor que mantengas el motor tal y como lo tienes.